miércoles, 22 de julio de 2009

*EL PENTACULO O PENTAGRAMA

Photobucket
El pentagrama o estrella de cinco puntas es un antiguo símbolo del Paganismo (al igual que el pentáculo, que es una estrella de cinco puntas dentro de un círculo).
Su historia es probablemente una de la más vieja del arte, pues los historiadores sospechan que los Sumerios utilizaron el pentagrama en sus rituales, y lo sostuvieron como objeto sagrado. El pentagrama sin embargo no es simplemente un símbolo bonito. Tiene significados muy profundos.
La punta superior del pentagrama representa el elemento del espíritu, representa lo etéreo, lo eterno, y la inmanencia de la Diosa.
Representa nuestras almas; representa a las partes de los que se dedican a la brujería, a una conexión espiritual a la tierra y el uno al otro. Simboliza el amor espiritual.
Todas las puntas restantes del pentagrama se relacionan con la experiencia humana, nuestras vidas como criaturas puramente profanas, hechas de cuerpo y mente.
El pentagrama entero representa al ser humano; la punta superior es la cabeza y las cuatro inferiores el cuerpo. En un sentido, esto es verdad.
La punta izquierda superior del pentagrama representa la tierra. La tierra es el elemento de la madre. Simboliza la seguridad, crecimiento, alimento, todas las cosas que la madre de la tierra proporciona para nosotros.
La punta de la derecha superior del pentagrama representa al Aire. El Aire es el elemento de la mente. Representa el pensamiento, inteligencia, análisis razonamiento. Es el elemento que permite que examinemos el espíritu y que descubramos dónde cabe en nuestras vidas.
La punta izquierda inferior en el pentagrama representa el fuego. El fuego representa la pasión. Representa a esa parte de nosotros que desea derrocar a la razón, lanzarse sin pensar en nuestras acciones. El fuego es símbolo de la adrenalina, de la testosterona, del ímpetu. El fuego reemplaza el intelecto.
La punta derecha inferior, es el elemento agua. El agua representa el ciclo de la vida: vinimos de la oscuridad acuosa de la matriz, y volvemos a las lágrimas de la muerte. El agua es el elemento de la emoción. El agua es el elemento que valida nuestra existencia como seres sensibles, porque permite que tengamos sensaciones, pero las sensaciones no temerarias, injustificables del fuego. El agua es la emoción que viene junto con el entendimiento y después de que todo se haya descubierto. El agua es el amor puro, la alegría pura, la tristeza pura, la cólera pura. El agua es el elemento que calma el fuego, combina la emoción con la razón.
Cuando el pentagrama está inscrito en un círculo (un pentáculo) une todos los aspectos del hombre. Une el cuerpo con la mente, lo espiritual con lo profano. Nos recuerda que necesitamos todos nuestros aspectos para satisfacer nuestras vidas como seres humanos. Nos recuerda también que todo es un ciclo, que no experimentaremos alegría sin dolor, pero el dolor nos llevará otra vez a la alegría.
Photobucket

*EL LIBRO DE LAS SOMBRAS

Photobucket
El Libro de las Sombras
Los antiguos magos, ya fueran wiccas, hechiceros, o curanderos, acostumbraban a escribir sus recetas, conjuros, y hechizos productos de sus practicas mágicas, y las tenían escondidas en sitios ocultos a ojos "ajenos".
Photobucket

Robar estas recetas era como arrebatar la fuerza al mag@, por lo que las tenían a buen recaudo. Luego comenzaron las persecuciones y cazas de brujas de la época de la Inquisición y posteriores, y este gremio sufrió muchas vejaciones, con lo que los magos escondían sus escritos en el fondo de las cuevas, debajo de piedras o los enterraban junto a árboles cerca de sus dominios.
Los wiccas llamaron a estos textos preservados de manos inquisidoras "el Libro de la Sombras", pero nada tiene que ver con el "color de magia"...
Photobucket

*CÓMO EMPEZO HALLOWEEN

Hace alguno miles de años, los Celtas estaban en lo que ahora conocemos como la Gran Bretaña y Francia, y celebraban el año nuevo el 1 de noviembre, o sea que empezaban con el asunto desde el 31 de octubre en la noche. Pero, cosa incomprensible, ¡no se emborrachaban! como es ahora costumbre (que desperdicio de ocasión...), sino que lo tomaban con mucha seriedad, y sus sacerdotes dedicaban la noche a Samhain, el caballero de la muerte. Grandes fogatas se encendían; caballos y, algunas veces, hasta humanos eran sacrificados para ahuyentar a las brujas y a los espíritus malignos; pues resulta que en la costumbre Celta los muertos volvían , en la noche de Samhain, a pedir alimentos a los asustados pueblerinos a quienes maldecían y hacían víctimas de sus conjuros si no accedían a sus peticiones (o me das o te hago una travesura, que es la traducción de "Trick or Treat")

Photobucket